¿Qué es la terapia respiratoria y para qué sirve?

La terapia respiratoria consta de una serie de técnicas que ayudan a respirar de manera más natural, más libre y más saludable. La terapia respiratoria no sólo mejora la salud y el bienestar del cuerpo, sino que también ayuda a combatir o aliviar muchos problemas emocionales o psíquicos. La terapia respiratoria se fundamenta en primer lugar en el hecho comprobable de que la mayoría de los adultos tienden a respirar de forma constreñida y poco natural. Y en segundo lugar, se basa en el principio según el cual esta respiración inadecuada nos supone una influencia negativa en la mayoría de los aspectos de nuestra vida, incluso pudiendo inducir síntomas o empeorar enfermedades. Para los desarrolladores de estas terapias, es necesario aprender a respirar correcta y líbremente para lograr una mejor salud general de un modo natural.

¿Cómo funciona la terapia respiratoria?

Respirar correctamente oxigena eficientemente nuestros tejidos, vigoriza nuestro cuerpo, calmando y equilibrando nuestro sistema nervioso. Además ayuda a limpiar los órganos internos, mejora la circulación linfática, favorece la eliminación de los desechos producidos por las células de nuestro cuerpo y nos ayuda a liberar nuestras emociones y experiencias negativas.

La terapia respiratoria funciona cuando consigue que nuestra respiración encuentre su armonía y coordinación naturales, dependiendo de las circunstancias y necesidades de nuestra vida. Aunque son muchos los métodos que se usan en la terapia respiratoria, el más importante y prioritario es la toma de conciencia de la respiración. Gracias a las técnicas creadas para tomar conciencia de la respiración, una persona aprende a observar y advertir los desequilibrios y constricciones existentes en su respiración. Si no se logra alcanzar esta conciencia, puede que otras técnicas de la terapia respiratoria no sean plenamente efectivas.

Otro método también importante es la respiración enfocada. Esta técnica se trata de dirigir conscientemente nuestra respiración hacia una parte determinada de nuestro cuerpo con el fin de sanarla. Otra técnica muy utilizada en las terapias respiratorias proviene del yoga. Se trata de la respiración controlada (la cual en el yoga se llama pranayama) y que consiste en una serie de ejercicios de respiración rápida así como para aguantar la respiración, entre otras, que una vez dominados, sus practicantes suelen sentirse mucho mejor física, mental, emocional y espiritualmente.

Otras técnicas empleadas en la terapia respiratoria consisten en una combinación con otras disciplinas que nos ayudan a practicarlas correctamente. En la respiración apoyada en movimientos, realizamos movimientos que nos ayudan a fijar patrones saludables. En la respiración apoyada en el tacto, utilizamos presiones o ligeros toques para ayudarnos a enfocar la respiración y disminuir tensiones que estén impidiéndonos una buena respiración. En la respiración apoyada en la postura, empleamos ciertas posturas que nos permiten expandir nuestra respiración a plenitud. En la respiración apoyada por sonidos, emitimos sonidos que nos ayudan a alargar las exhalaciones, liberar tensiones inútiles y fortalecer el diafragma.

La mejor manera de aprender a mejorar nuestra respiración es poniéndonos en manos de un doctor experto en estas técnicas respiratorias. También, como hemos dicho, podemos encontrar profesionales deportivos que tienen conocimientos y experiencia en la respiración o también, maestros de yoga que con sus técnicas milenarias y más que contrastadas, también nos pueden ayudar mucho en mejorar nuestra manera de respirar.

¿Qué puede hacer por ti la terapia respiratoria?

Como dijimos anteriormente, la mayoría de los adultos en su vida diaria respiran mal, lo cual conlleva una serie de inconvenientes, hasta tal punto de que muchos profesionales de la salud afirman que si todos respiráramos correctamente, los índices de nerviosismo, estrés, tensión y ansiedad se reducirían al mínimo en las sociedades modernas.

En primer lugar, la terapia respiratoria reduce el estrés, alivia el dolor y es un método rápido y eficiente para lograr la relajación. Así mismo, mejora la salud general de nuestro cuerpo y nos hace llevar una vida más saludable y vital. La terapia respiratoria es muy útil para personas con problemas respiratorios, como bronquitis crónica, enfisema o asma. También previene y cura una enorme cantidad de problemas relacionados con el estrés y la tensión, como el dolor de cabeza, insomnio, nerviosismo, problemas digestivos, dolores de espalda, transtornos del sistema inmunológico, depresión, ansiedad, presión arterial elevada, mareos, fatiga, etc.

¿La terapia respiratoria es segura?

Las técnicas más sencillas de terapia respiratoria pueden ejercitarse en casa con total seguridad y sin necesidad de ser supervisados por un experto. Sin embargo, hay técnicas más complicadas y avanzadas que sí precisan de ser controladas por un profesional experto, como los ejercicios de control de respiración, los cuales requieren aguantar la respiración o respirar muy deprisa. En caso de realizarse de modo incorrecto, estos ejercicios avanzados pueden desestabilizar y desarmonizar nuestra respiración. Por tanto, como es muy importante su correcta realización, se hace necesario la presencia de un profesional.

Diversas técnicas de terapia respiratoria

En este video podemos ver técnicas para prevenir o tratar la hiperventilación y la ansiedad, y cómo realizar la respiración abdominal, explicados por un doctor en medicina.

En los siguientes vídeos se explican técnicas respiratorias muy útiles y sencillas procedentes del yoga.

Términos relacionados:
  • terapia respiratoria
  • terapia respiratoria para que sirve

¡Deja tu comentario!

Deja un comentario

Nombre Requerido:

Website Opcional

Comentario Requerido: