Remedios naturales contra la acidez estomacal

Existen algunos remedios naturales contra la acidez estomacal que debes tener en cuenta antes que utilizar medicinas o químicos. La acidez se produce cuando la apertura muscular del esófago hacia el estómago no funciona correctamente. Los músculos que forman el esfínter esofágico son los que, al abrirse, permiten que la comida llegue al estómago, y tras eso se cierran para evitar que los ácidos estomacales alcancen el esófago.

Cuando esta “puerta” no funciona bien se produce lo que se conoce como reflujo esofágico, es decir, el estómago “no está cerrado” y de él pueden salirse los ácidos provocando acidez y dolor cuando contactan con el esófago, irritando sus tejidos.

También se puede producir ardor en el estómago cuando se tiene alguna erosión en las paredes del estómago, cuando se tiene úlcera, cuando se produce un exceso de ácido o cuando se toman algunos alimentos que suelen provocar ardor.

Se calcula que el 30% de las personas tienen acidez al menos una vez al mes. Es posible prevenirla o reducir sus efectos haciendo algunos pequeños cambios en la dieta, pero una vez se produce, aquí hay algunos remedios naturales que pueden ayudarte:

1. Regaliz

La regaliz (orozuz, paloduz) se le conoce como el antiácido natural. Puedes tomarla en su forma natural mascando trocitos de la raíz de regaliz, que son como una especie de palitos, o bien en su forma preparada que va desde pastillas masticables, chicles, cápsulas, en polvo, infusión, etc. La regaliz protege las paredes del esófago y también puede protegerte contra las úlceras formadas por la hiperacidez. Se recomienda tomarla con el estómago vacío dos o tres veces al día. La regaliz reduce la producción de ácidos en el estómago y además es antiespasmódico.

La regaliz natural aumenta la tensión, por lo cual no se debe tomar en grandes cantidades. Dos o tres veces al día es lo aconsejable y durante un periodo no superior a las 6 semanas consecutivas. Sin embargo, si eso te preocupa, existe una forma de regaliz que se llama regaliz desglicirrizado, el cual no presenta ese efecto secundario, y suele venderse en cápsulas o en tabletas masticables.

2. Manzanilla (Matricaria recutita)

Según muchos médicos naturistas o alternativos, la manzanilla es un excelente combatiente contra la acidez y las molestias de estómago. Es una planta antiinflamatoria y antiséptica que son de gran ayuda para el tratamiento del reflujo, reduciendo su severidad. Además es un estupendo relajante. Tómala en infusión o en su forma de gotas, tres veces al día.

3. Angélica (Angelica archangelica)

La angélica es una planta que crece naturalmente en el norte de Europa y en otros países se cultiva comercialmente porque su raíz tiene la propiedad de aliviar los malestares digestivos y estomacales.  Tomarla en infusión (no más de 40 gramos por cada litro de agua) es un excelente tónico para el estómago. También hacer un jugo con angélica fresca, hinojo, perejil, zanahoria y chirivía con un poco de agua refuerza las paredes del estómago y alivia los síntomas del reflujo.

4. Áloe Vera

Cuando sufres de acidez prueba a tomarte  una taza de gel de áloe vera (acíbar, sábila) y por lo general, los síntomas y ardores desaparecerán casi al instante. El gel de áloe vera protege y cuida el revestimiento y los tejidos delicados del esófago. Para tomar el gel, unas personas prefieren diluirlo en un poco de agua fresca y otras lo toman sin diluir, al gusto.

6. Papaya

La papaya muy madura es una fruta maravillosa para tratar cualquier problema digestivo y aliviar sus síntomas. Esta fruta contiene enzimas digestivas muy beneficiosas y tradicionalmente ha sido usada para aliviar los problemas de acidez e indigestión. Tomarla muy madura y fría y sentirás el alivio. Si la tomas con un poquito de miel media hora antes de las comidas te ayudará a prevenir la acidez.

5. Posición correcta al dormir

Y recuerda acostarte en una posición correcta. El estómago está en el lado izquierdo, así que si te acuestas sobre ese lado o boca arriba, estarás facilitando que el contenido del estómago acabe llegando al esófago. Por tanto, en lo posible trata de acostarte sobre tu lado derecho o boca abajo. Una solución recomendada por los médicos es elevar la cama por la parte de la cabecera, por ejemplo apoyando cada una de las dos patas de la cama de la cabecera en tacos de madera o en un ladrillo. De esta manera el ácido del estómago no puede subir al esófago por el efecto de la gravedad, pudiendo dormir mejor.
 

¡Deja tu comentario!

Deja un comentario

Nombre Requerido:

Website Opcional

Comentario Requerido: