Necesito bajar de peso urgente – Un par de consejos

¿Andas con prisa? Es necesario que te tranquilices un poco.

Comprendo tu situación, ni te habías dado cuenta que subiste de peso tan rápido, ¿verdad? Hasta hace poco tiempo la ropa te quedaba bien e incluso no te sentías nada pesado. Pero tuviste una subida rápida de peso en unos meses y ahora quiere deshacerte de la grasa extra.

Entiendo tu desesperación, pero relájate. Sé que cuando te sientes en una situación como la tuya, lo primero que quieres es comer y no logras calmar la ansiedad.

Sabes que ese es precisamente la causa de tu problema, pero no puedes evitarlo. Ante la desesperación decides rendirte una vez más, ir al refrigerador y comer esa deliciosa comida frita.

Pero una vez que terminas de comer, te sientes peor que antes. De antemano sabías que comer así no solucionaría nada, pero no pudiste evitarlo. Y no es la primera vez que te sucede eso, sino que ya antes habías caído en esta desesperación. Necesitas bajar de peso urgentemente y por eso estás buscando una solución rápida.

Bajar de peso urgente: ten cuidado

Cuando una persona se encuentra en un estado de desesperación puede hacer cualquier cosa. Comprar pastillas para adelgazar, hacer cualquier dieta que alguien te sugirió pues le funcionó bien a un amigo de un amigo, operarse, hacer ejercicio de manera desesperada, etc… Eso solamente terminará por dañar tu salud. Te invito a relajarte un momento, piensa las cosas con calma, tranquilízate.

Esa grasa sobrante se puede eliminar, pero tienes que asumir que no se irá hoy. Lo que si puedes hacer es llamarte a la acción ya. Yo haría lo siguiente en mi guía para los que desean “bajar de peso urgente”:

1.-De todo lo que comas, redúcelo ligeramente.

Es decir, si antes te comías dos tortas, comete 1 y media. No estarás cortando tanto tu cantidad de comida, pero si le habrá bajado. Poco a poco podrás hacer la porción mucho menor. Lo ideal sería que comieras más alimentos sin grasa, pero por el momento limítate a bajar la cantidad. Más adelante cámbialo por alimentos ricos en proteínas.

2.-Sal a caminar por lo menos 20 minutos diarios.

Esto activará tu organismo. Si ya estabas haciendo esto, felicidades, continúa. Si lo estabas haciendo por varias horas por desesperación, redúcelo a los 20 minutos. Lo único que buscamos es que tu cuerpo entre nuevamente en movimiento. Si no te sientes bien caminando, o no te quedan cerca espacios verdes para hacerlo, puedes ir a un centro comercial y dedicarte simplemente a pasear, a caminar durante 20 o 30 minutos todos los días mientras te distraes observando los comercios o las ofertas.

3.-Toma mucha agua.

El agua limpia el organismo, purifica. El tomar un buen vaso de agua es una ayuda inmensa a tu organismo, a muy bajo costo. Nunca desestimes el valor del agua, recuerda que estamos hechos mayormente de agua. Por tanto, intenta beber por lo menos 1 litro y medio todos los días, repartida esa cantidad a lo largo de la jornada.

4.-Reduce el tiempo diario que pasas sentado o tumbado.

Aunque parezca poca cosa, si te decides a pasar menos tiempo sentado o tumbado, tu cuerpo realizará esfuerzos que normalmente no realizas y con ello perderás calorías que, de seguir tu sedentarismo habitual, no perderías. Intenta ser más activo, hacer más cosas, o las mismas cosas que hacías, pero en lugar de hacerlas sentado, hazlas parado, en pie. Si tienes que leer un libro, levántate cada 15 minutos y sigue leyendo durante unos 5 minutos pero de pie. Son pequeños cambios en tu conducta diaria con los que tu cuerpo saldrá beneficiado y notarás la diferencia a medio plazo.

5.-¿Una escalera a mano?

¿Tienes una escalera a mano? ¿Vives en un apartamento? ¿En una casa de dos pisos? Estupendo. En ese caso tienes una estupenda y económica herramienta de ejercicio aeróbico que te permite quemar calorías de forma muy rápida y sencilla. Si vives en un apartamento a buena altura, puedes intentar cada vez que salgas o entres de casa subir o bajar por las escaleras. Si no te gusta que los vecinos te observen, usa tan sólo el tramo de escalera de tu puerta y sube y baja ese tramo 10 veces (el equivalente a subir y bajar cinco pisos) cada día. No lleva ni 3 minutos hacerlo. Y cada semana aumenta el número de veces de cinco en cinco. Por ejemplo a la segunda semana sube y baja ese tramo de escaleras 15 veces, a la semana siguiente 20 veces, a la siguiente 25 veces, etc. Te aseguro que este ejercicio tan simple y rápido te hará no sólo perder peso a largo plazo sino también fortalecer tus piernas, muslos, gemelos, y glúteos. Inténtalo y verás. Los primeros días es posible que te duelan los músculos pero al cabo de una semana te sentirás más fuerte, ligero y muy capaz de aumentar las series.

Ahora sólo piensas en bajar de peso urgente, pero te invito a tranquilizarte. Podría ser peor la solución que tomes por desesperación. Sigue para empezar esta pequeña serie de pasos y en un mes deberías de ver cambios. Nuevamente, un mes para ti podría ser una eternidad en este momento, pero pasará más rápido de lo que piensas y si sigues estos consejos básicos con fuerza de voluntad, notarás muchos buenos cambios en ese tiempo.

¡Deja tu comentario!

Deja un comentario

Nombre Requerido:

Website Opcional

Comentario Requerido: