Medicina para la ludopatía

El juego compulsivo o ludopatía puede ser controlado con el antidepresivo fluvoxamina (Luvox).

En un estudio efectuado por la escuela de medicina Mount Sinai de Nueva York, se descubrió que 7 de cada 10 jugadores compulsivos tratados con flumoxamina durante 2 meses, perdieron el deseo de jugar.
Así mismo, la fluvoxamina es efectiva para tratar las compras compulsivas.

Términos relacionados:
  • mujeres ludopatas

¡Deja tu comentario!

Deja un comentario

Nombre Requerido:

Website Opcional

Comentario Requerido: