El masaje es eficaz para aliviar dolores

Si alguien necesita una justificación para dejarse hacer un masaje, debe saber que los más recientes estudios prueban los beneficios para la salud mental y física de los masajes. En un estudio publicado en la revista Science Translational Medicine se concluyó que la inflamación producida por daño muscular tras ejercicio intenso se reduce drástricamente gracias al masaje. Otro estudio de la revista PloS One, descubrió que una hora semanal de masaje sueco reduce el dolor de rodilla en personas que padecen osteoartritis. Un tercer estudio demostró que una hora de masaje a la semana alivia de manera significativa el dolor en aquellos pacientes con dolor crónico lumbar. Otros estudios e investigaciones descubrieron que los masajes pueden aliviar la ansiedad, el estrés y la depresión leve.

¿Por dónde empiezo?
La mayoría de las personas han recibido masajes alguna vez,y muchas han probado en alguna ocasión masajes rápidos en las sillas de masajes en aeropuertos, centros comerciales, salones de belleza o gimnasios. Pero los que desconocen todo sobre esta terapia, pueden atreverse a comenzar con unas pequeñas sesiones de masaje sueco. Este masaje consiste en amasar la piel, los tejidos y los músculos con movimientos muy largos, además de usar golpes suaves y técnicas de vibración.

Si se sufren dolores o se tienen problemas en áreas específicas, debería probar un masaje más profundo, como un masaje deportivo, que es similar al masaje sueco, pero con mucha más presión en las áreas que necesitan ser tratadas, tales como los músculos de las piernas en un ciclista o los brazos de un tenista. O también puede probar el Shiatsu, otro tipo de masaje, asiático, que consiste en aplicar pequeñas presiones en el cuerpo con dedos y manos. Estos masajes profundos en los tejidos acaban con esos nudos musculares muy dolorosos que podrían terminar en lesión. El objetivo de estos masajes es llegar a capas más profundas del músculo y de los tejidos del cuerpo, con resultados sorprendentes.

Una sesión típica de masaje puede durar desde los 15 o 20 minutos de las típicas sillas de masaje de los aeropuertos, hasta los 90 minutos que es lo que dura normalmente un masaje hecho con los pies y que supone un tratamiento más intenso. Algunas formas de masaje, como los profundos mencionados anteriormente, por lo general precisan de varias sesiones para lograr los resultados buscados.

Debe asegurarse de que su terapeuta o masajista tenga titulación acreditada, licencia para practicar su terapia y si además cuenta con seguro por mala praxis que cubra al paciente, mejor que mejor. Cuando solicite una cita con su masajista, háblele de lo que usted espera obtener de un masaje, cuéntele sus síntomas, sus dolores y su historial médico. El terapeuta o masajista podrá así enfocarse en las áreas específicas utilizando las técnicas de masaje más adecuadas para tratar de solucionar sus dolores o males.

Una vez en la sala de masajes, debe sentirse cómodo y relajado, y debe seguir las instrucciones del terapeuta. Normalmente usted decide si prefiere permanecer vestido o desnudo, si desea que el terapeuta use aceite, o incluso puede elegir la música ambiente que escuchará durante la sesión.

Permita al terapeuta conocer cuáles son las áreas que más le duelen de su cuerpo, o las zonas más sensibles o que le causan molestias. No dude en pedir más presión o menos a su masajista, sea sincero y comuniquele lo que le molesta o si siente que necesita más presión y tratamiento en un área específica. Tenga en cuenta que usted podría tener más de un nudo en sus músculos, o “nervios” como algunos dicen, y que eliminarlos mediante la presión del masaje puede ser doloroso. Así que permita acabar con esos nudos al masajista, pero en cualquier caso, háblele si siente demasiado dolor.

Términos relacionados:
  • masajes

¡Deja tu comentario!

Deja un comentario

Nombre Requerido:

Website Opcional

Comentario Requerido: