Dime cómo usas Facebook y te diré si tienes trastornos alimentarios

Según un nuevo estudio, el modo en que se usa Facebook predice trastornos de alimentación.

Publicar fotografías en Facebook nos permite mostrar a la gente una versión idealizada de nuestras vidas. Mostramos lo mejor de nosotros mismos, nuestra habitación ordenada, nuestras comidas muy bien presentadas, a nuestros amigos siempre sonrientes. También solemos publicar las mejores imágenes de nosotros mismos, eliminando o borrando aquellas fotos que no nos gustan. En definitiva estamos distorsionando la realidad.

Un estudio realizado por la Universidad Estatal de Florida y publicado por el International Journal of Eating afirma que, en estos momentos Facebook representa la perfecta fusión de las dos mayores influencias sociales con mayor capacidad para generar trastornos de alimentación en la población: los medios de comunicación y los compañeros o amigos.

Los investigadores de la Universidad Estatal de Florida analizaron el comportamiento alimentario de 960 estudiantes universitarias para determinar sus desórdenes alimentarios. Al mismo tiempo se midió el tiempo semanal que cada estudiante dedicaba a Facebook. De todas ellas, reclutaron a 84 mujeres con una edad media de 18 años para participar en un segundo estudio.

En el segundo estudio se pidió a una parte de las participantes que iniciaran sesión en Facebook y pasaran 20 minutos en el sitio usándolo como normalmente hacen. A las demás se les solicitó que dedicaran 20 minutos a obtener información sobre los ocelotes en la Wikipedia y a ver un video de un ocelote en Youtube.

Una vez las estudiantes acabaron con las tareas asignadas en Internet, se les pidió que contestaran a cuestionarios sobre sus preocupaciones por su peso y su estado de forma, así como sobre el ejercicio que estaban dispuestas a hacer. También se les hizo varios exámenes sobre sus comportamientos alimentarios, y cuestionarios sobre su uso de Facebook en comparación con los 20 minutos que habían pasado en la red social en la investigación.

 

Resultados:

Ambos estudios encontraron una relación entre el tiempo empleado en Facebook y los desórdenes alimentarios, si bien en el segundo estudio esta relación no era significativa estadísticamente.

En el primer estudio que involucraba a Facebook, encontraron asociaciones muy claras con los trastornos alimentarios. Las participantes con mayores problemas alimentarios se mostraban claramente más preocupadas por los comentarios sobre su estado y sus fotografías, y definitivamente MUY preocupadas por los “likes” que recibían, es decir, los “me gusta” se manifestaron como algo muy importante para ellas. Los investigadores también encontraron que ellas eliminan las etiquetas de sí mismas con más frecuencia y que tienden a comparar mucho sus fotografías con las de sus amigas o compañeras.

 

Implicaciones del estudio:

En este estudio se encontró una relación relevante entre el uso de Facebook en general y los trastornos alimentarios. Es evidente que los beneficios o perjuicios que pueda provocar Facebook, al igual que cualquier otra herramienta, depende de cómo sea usado.

Las mujeres jóvenes que pasaban más tiempo retirando etiquetas de sí mismas y comparando sus fotos. El fin de su comportamiento era eliminar aquellas fotografías en las que se veían poco favorecidas y reducir el riesgo de salir mal paradas al ser comparadas socialmente.

Así mismo, aquellas mujeres que publicaron fotografías o entradas en Facebook con la esperanza de recibir respuestas positivas y “me gusta” eran las personas con más riesgo a padecer desórdenes alimentarios. Por tanto, el estudio afirma que estos patrones de comportamiento en Facebook, pueden efectivamente predecir trastornos alimentarios.

Facebook puede ser un lugar donde se expongan unos estándares de belleza nada realistas, al igual que los medios de comunicación tradicionales, pero potenciada su fuerza debido a la presencia de amigos. El estudio concluye que con Facebook, muchas mujeres tienen a su disposición un influyente espacio donde participar activa y constantemente en la comparación social con compañeros, amigos o conocidos, el cual está transmitiendo un ideal de belleza y delgadez poco realista, o directamente falso.

¡Deja tu comentario!

Deja un comentario

Nombre Requerido:

Website Opcional

Comentario Requerido: