Descubren que ver muchas fotografías de comida reduce el apetito

Una nueva investigación demuestra que el hecho de mirar muchas fotografías de comida reduce el apetito, y puede hacer que comer esos platos sea una experiencia mucho menos agradable.

Un estudio realizado por Ryan Elder y Jeff Larson, profesores de marketing en la Universidad de Brigham Young concluye que estar sometido a una sobreexposición a imágenes de alimentos puede llegar a saciar como si se hubiera comido repetidamente o en demasía determinado alimento.

Para hacer el estudio Larson y Elder reclutaron a 232 personas con el supuesto fin de valorar imágenes de alimentos, sin mencionarles el propósito del estudio.

La mitad de las personas vieron 60 fotos de alimentos dulces, como pasteles, chocolates, trufas, etc. y la otra mitad vieron imágenes de alimentos salados como patatas fritas, pretzels, snacks y frutos secos.

A cada persona se le pedía que calificara cada foto según lo apetitosa que le pareciera. Al finalizar todas las calificaciones se les ofreció comer cacahuetes, un alimento salado y que calificaran lo mucho o poco que disfrutaron al comerlos.

Los investigadores comprobaron que las personas que habían estado visionado imágenes de alimentos salados, disfrutaron mucho menos de comer cacahuetes que las personas que habían estado viendo imágenes de alimentos dulces. Y eso a pesar de que ninguna de las imágenes de alimentos salados era de cacahuetes. Esto es, quedaron saciados específicamente de los alimentos salados.

Según Larson, si se quiere disfrutar plenamente de una comida, se debe evitar mirar demasiadas imágenes de alimentos. Larson asegura que incluso él se sintió un poco mal del estómago tras haber visionado tantas fotografías de alimentos dulces mientras hizo el experimento.

Sin embargo, si se tiene debilidad por ciertos alimentos, como por ejemplo el chocolate o los dulces, y se quiere evitar comerlos, sería interesante ver muchas fotografías de dulces para evitar caer en la tentación.

Los investigadores observaron que el efecto es más fuerte cuánto mayor es el número de fotografías que se contemplan. Así mismo también se dieron cuenta de que el efecto no se produce con ver sólo 3 o 4 imágenes, se necesitan bastante más para comenzar a notar esa especie de “saciedad”.

¡Deja tu comentario!

Deja un comentario

Nombre Requerido:

Website Opcional

Comentario Requerido: