Deportes y ejercicios ideales para los niños desde el principio

Si a su hijo no le gustan los deportes de equipo como el fútbol, el baloncesto, afortunadamente hay muchas formas en que los niños pueden conseguir autoestima, fuerza, elasticidad, coordinación y formar su cuerpo de manera sana. Veamos unas cuantas alternativas serias a los deportes tradicionales, aquí mostramos los deportes para niños más recomendables:

– Natación. Además de que es necesario que los niños aprendan a nadar, este deporte es probablemente de los más completos para cualquier niño. Puede iniciarse a cualquier edad, y además de poder defenderse en el agua, quién sabe si su hijo puede acabar disfrutando del deporte y llegando a la máxima competición. Por otro lado, es un deporte con pocas lesiones, a la vez que hace trabajar todo el cuerpo.

– Ciclismo. Al igual que la natación, también se considera necesario que un niño aprenda a manejar una bicicleta y a pedalear. Gracias a la bicicleta se pueden visitar muchos lugares y disfrutar del camino al tiempo que se hace un ejercicio aeróbico muy completo casi sin darse cuenta. Además se pueden hacer rutas en familia, lo cual asegura la diversión.

– Artes marciales. Estos deportes, de naturaleza individualista, y basado en jerarquía permiten a los niños familiarizarse con la disciplina, y aprender a perseguir sus objetivos a su propio ritmo. Estos deportes generan confianza en uno mismo, al dotar a los niños de nociones defensivas, fuerza, elastilicidad así como coordinación espacial, inteligencia y la capacidad de crear estrategias para sortear dificultades.

– Senderismo. Desempolva tus zapatos para caminar y haz que tus niños caminen a paso ligero por el campo, por los parques o por la ciudad. Si se puede hacer todos los días, aunque sea durante poco tiempo, por ejemplo, en la tarde noche, antes de ir a cenar o a dormir, estupendo. Pueden plantearse dificultades y juegos, como competiciones para subir una colina, etc. al tiempo que se disfruta de la naturaleza, y puede hacerse en familia.

– Skateboarding, patinaje. Hoy en día es muy fácil practicar patinaje o skateboarding, debido a que en la mayoría de ciudades hay lugares dedicados a este deporte, donde los niños y jóvenes pueden practicar sus habilidades con las tablas o los patines. Es un deporte muy completo, donde trabaja todo el cuerpo y además se desarrolla la coordinación y la resistencia. Y lo más importante, no se cansan nunca porque es tan divertido que ¡apenas se dan cuenta del ejercicio que están haciendo! No olvide equipar a su hijo con rodilleras, coderas y casco.

– Baile. No importa si se trata de ballet, baile contemporáneo, rock and roll, o baile de salón. Haga que sus niños se muevan al son de la música, enséñeles a bailar, no sólo es un increíble ejercicio aeróbico que es fenomenal para su corazón, sino que además desarrollan coordinación espacial, su memoria, su elasticidad, su fuerza y además mejoran su estado de ánimo, pues es muy divertido bailar.

– Montar a caballo. Sí, hoy en día se considera un deporte de élites, no como antiguamente cuando todo el mundo tenía su caballo y sabía montarlo. Pero a pesar de todo, existen muchos establos en los cuales se ofrecen clases para aprender a montar a caballo. Además de ser un ejercicio completo, que ayuda a sus hijos a mejorar sus habilidades, a perder el miedo, a saber tratar a los animales y a ser disciplinado y cuidadoso, no está de más que su hijo aprenda a dominar un caballo desde joven, para mejorar sus conocimientos.

– Surf, windsurf, katesurf. Si tiene la suerte de vivir en un clima cálido o templado cercano al mar, sin duda le recomendamos estos deportes. Son deportes que hacen trabajar todo el cuerpo sin que uno se de cuenta, son deportes divertidos, individuales, que hacen aprender al niño a defenderse por sí mismo y a respetar las fuerzas de la naturaleza. Olvidará el miedo (que no el respeto) al mar, se divertirá, se fortalecerá y probablemente desarrollará un cuerpo perfecto, como el de la mayoría de los surfers. Imprescindible saber nadar.

Y finalmente, sea cual sea el deporte que su niño quiera practicar, siempre debe analizarlo con mucho cuidado y respóndase a las siguientes preguntas. Si su respuesta es “SI” a todas ellas, es posible que ese deporte sea perfecto para su hijo

– ¿Mi hijo tiene suficiente habilidad y capacidades adecuadas para desarrollar ese deporte?

– ¿Son los retos, las expectativas y las responsabilidades que exige ese deporte apropiadas para mi hijo?

– ¿Todos los niños que practican ese deporte tienen las mismas oportunidades para desarrollar sus habilidades y participar de forma plena?

– ¿En ese deporte se prima el juego limpio, el trabajo en equipo, la diversión y el espíritu deportivo?

– ¿El instructor, o entrenador, o animador proporciona a los niños estímulos, sensaciones y conocimientos positivos?

– ¿Todos los niños son tratados con respeto y buenos modales en ese deporte?

Por encima de todas las cosas, fomente un buen ambiente deportivo, apoye un estilo de vida sano e implante en sus niños el convencimiento de que es importante estar en forma, pero no sólo física sino mental. Haga hincapié en la importancia de hacer ejercicio, busque deportes que sean beneficiosos para sus hijos, que bombeen sus corazones y les haga desarrollar su autoestima, pero fundamentalmente busque que se diviertan. La diversión y la alegría de sus hijos es lo más importante de todo. Recuérdelo.

Términos relacionados:
  • deportes para niños
  • deporte en familia

¡Deja tu comentario!

Deja un comentario

Nombre Requerido:

Website Opcional

Comentario Requerido: