¿Cómo será el ser humano dentro de 100.000 años? ¿Un dibujo manga?

El investigador Nickolay Lamm en asociación con el genetista computacional Alan Kwan se han propuesto averiguar cuáles son los cambios físicos que se producirían en el ser humano del futuro durante los próximos 100.000 años, teniendo en cuenta los avances tecnológicos portátiles (como Google Glass) que obviamente modificarán también el modo de vida de los individuos del futuro.

A pesar de que el futuro sigue siendo desconocido para nosotros (por ahora), Nickolay Lamm piensa que el ser humano será capaz de controlar su biología y su evolución para satisfacer sus necesidades, con la misma facilidad con la que hoy controlamos la electricidad. Esencialmente, arrebatará a la naturaleza el control de su propia evolución. En base a esta premisa, estos son los cambios físicos que podrían producirse en el ser humano a lo largo de los próximos 100.000 años.

Ser humano HOY. Aquí tenemos la imagen de un hombre y una mujer actuales.

Ser humano hoy

 

Ser humano dentro de 20.000 años.

Ser humano dentro de 20.000 años

A medida que nuestra comprensión del universo aumente, la cabeza tenderá a ampliarse para dar cabida a un cerebro más grande. Pero este crecimiento se producirá donde se alberga el cerebro, sin que ello implique un crecimiento facial proporcional. El ser humano de dentro de 20.000 años tendría una apariencia muy similar a la nuestra, pero quizás notaríamos que tiene una frente demasiado grande. En ese tiempo, es muy probable que todos los dispositivos de comunicación actuales y futuros se encuentren integrados en lentes de contacto.

 

Ser humano dentro de 60.000 años.

ser humano dentro de 60.000 años
A pesar de que en la actualidad la exploración del espacio y del universo apenas está comenzando, dentro de miles de años la situación será muy diferente, gracias a la evolución técnica y a la modificación genética que permitirá soportar condiciones más hostiles. El espacio cercano a la órbita terrestre se habrá colonizado así como otros lugares del sistema solar. Este proceso producirá los siguientes cambios en el ser humano:

1. Ojos más grandes en respuesta al ambiente de las colonias más alejadas del Sol que nuestro planeta.
2. Piel más pigmentada para aliviar el impacto perjudicial de la radiación UV. Al carecer de la capa protectora de ozono que tenemos en la Tierra, la radiación será directa.
3. Párpados más gruesos, y un arco superciliar más pronunciado para paliar los efectos de una baja o nula gravedad que altera la visión de los astronautas de hoy en día.

En esa época, las lentes de comunicaciones en los ojos y los microdispositivos de conducción ósea implantados en la parte superior de la oreja trabajarán conjuntamente. Estos dispositivos de conducción ósea repletos de nanochips se conectarán con dispositivos externos para comunicaciones y ocio.

 

Ser humano dentro de 100.000 años.

Ser humano dentro de 100.000 años

Los rostros evolucionarán con rasgos faciales que los humanos encontramos atractivos: lineas fuertes, regias, nariz recta, ojos intensos, siguiendo la proporción áurea y una simetría perfecta. Los ojos, sin embargo serán mucho más grandes, y muy desconcertantes para un humano actual. Tendrían un brillo extraño y el tapetum lucidum verdoso. Además la plica semiluranis de color gris se abriría y cerraría de lado para proteger los ojos de los efectos de los rayos cósmicos. Lentes y dispositivos de conducción ósea mucho más avanzados y miniaturizados seguirían implantándose. En definitiva la apariencia humana futura sería muy similar a la de los personajes manga japoneses.

¡Deja tu comentario!

Deja un comentario

Nombre Requerido:

Website Opcional

Comentario Requerido: