Afirmaciones positivas para mejorar tu vida

¿Qué son las afirmaciones positivas?

Una afirmación positiva es básicamente una frase o enunciado breve y positivo que “afirma” un deseo que quieres convertir en realidad. Las afirmaciones más comunes incluyen frases como “Hoy voy a tener un día maravilloso”, “Yo estoy sano”, “Yo soy próspero”, “Voy a conseguir ese trabajo”, “Voy a ganar (x dinero) en este mes”, etc.

¿Cómo funcionan las afirmaciones positivas?

El objetivo que se busca con crear y repetir afirmaciones positivas es “reprogramar” tu mente. Repetir afirmaciones positivas varias veces a lo largo del día te permitirá cambiar las maneras de pensar autodestructivas (que son muy habituales) por ideas positivas y constructivas, cambiar actitudes negativas por positivas.

Para que las afirmaciones positivas comiencen a funcionar es necesario practicarlas de manera consistente por al menos dos o tres semanas. Ese es el tiempo aproximado en el que empiezan a formarse nuevos hábitos mentales.

Existen muchas formas de utilizar las afirmaciones positivas. Por ejemplo, una manera muy adecuada sería anotarlas en hojas de papel o en tarjetas y llevarlas contigo todo el tiempo en la billetera, en el bolso, en un bolsillo, en tu cartera, etc. Después, de forma periódica, puedes sacar tus notas positivas y leerlas, bien en silencio o bien en voz alta. A algunas personas les gusta más pegar papelitos (post it) con sus afirmaciones positivas en un lugar donde los puedan ver todo el tiempo, por ejemplo en el frigorífico, en el espejo de baño, o al lado del ordenador donde se suela trabajar. Otras personas prefieren grabar sus afirmaciones para poder escucharlas después en el momento en que necesiten levantar su ánimo. Por ejemplo, graban las afirmaciones en el teléfono móvil, o en un mp3, o en un CD para el coche, etc.

¿Qué pueden hacer por ti las afirmaciones positivas?

Las afirmaciones positivas se pueden usar, por ejemplo, para enfrentar problemas de salud. Las personas enfermas por lo general pasan demasiado tiempo pensando en su enfermedad y en las incomodidades que ésta les produce. Con estos pensamientos negativos habituales, acaban por resignarse a permanecer enfermas.

Sin embargo, con las afirmaciones positivas puedes reemplazar los pensamientos negativos por algo positivo. Si repites la frase “Estoy sano y soy feliz”, “Estoy muy bien”, “Me siento fuerte”, “Me siento saludable”, “Mi cuerpo está muy sano”, “Las células de mi cuerpo están sanas” o “Me he curado”, estás reemplazando pensamientos negativos por positivos que pueden hacerte sentirte mejor y ayudar al cuerpo a combatir mejor la enfermedad. Y por supuesto, dejan menos espacio a la negatividad que puedas tener.

Obviamente, las afirmaciones positivas no sólo se emplean para ayudar a solucionar problemas físicos, puedes usar los pensamientos positivos para lograr cualquier objetivo en tu vida, como ser exitoso, tener dinero, ser próspero, mejorar en tu trabajo o incluso para tener mejores relaciones. Las afirmaciones positivas pueden ayudarte a focalizar de manera adecuada tus objetivos, y a conseguirlos.

¿Son seguras las afirmaciones positivas?

Las afirmaciones positivas son únicamente pensamientos positivos, no puede haber ningún efecto negativo, sino más bien beneficios. Pero en caso de padecer algunos tipos de desórdenes mentales, como la esquizofrenia o el transtorno maníaco depresivo, no se recomiendan hacer uso de las afirmaciones positivas, puesto que podrían acarrear problemas adicionales indeseados.

¡Deja tu comentario!

Deja un comentario

Nombre Requerido:

Website Opcional

Comentario Requerido: