4 alternativas a las bebidas energéticas

Si tomar una bebida energética a media tarde para recargar energías forma parte de tu rutina diaria, ten en cuenta que, por ejemplo, una lata grande de Red Bull (470ml) contiene 52 gramos de azúcar, es decir, la misma cantidad de azúcar que contienen 11 galletas Oreo.

Efectivamente, las bebidas energéticas tratan de impulsar la actividad física y mental, pero según muchos nutricionistas, sus efectos beneficiosos son de corta duración. Por lo general el efecto dura una hora, y es incluso probable, que dos horas después te sientas incluso peor que si no hubieras tomado ninguna bebida energética, dado que sus efectos negativos permanecen por más tiempo.

Hay que tener en cuenta algunos ingredientes que llevan estas bebidas, los cuales no siempre son beneficios para la salud, sino todo lo contrario, como por ejemplo dosis elevadas de cafeína o de otros estimulantes que aumentan la presión arterial y el ritmo cardiaco, provocando ansiedad, insonmio, irritabilidad, etc. Ciertos de estos estimulantes pueden permanecer en el cuerpo durante varias horas, por lo que si tomas una bebida energética a media tarde, es posible que su acción negativa se siga produciendo en el cuerpo a las 10 o 12 de la noche.

saludables alternativas a las bebidas energéticas o isotónicas

4 alternativas a las bebidas energéticas o isotónicas

 

Zumos y batidos de vegetales

Los vegetales de color verde muy oscuro como el perejil, la espinaca, el brocoli, la col rizada, utilizados en bebidas o batidos son una grandísima fuente de vitaminas, entre las cuales destaca la vitamina B que es necesaria para un mejor funcionamiento del metabolismo. Si tu metabolismo es alto, tu cuerpo producirá más energía a una mayor velocidad. Por tanto, un metabolismo alto en combinación con una dieta rica en vitaminas y nutrientes te harán sentir bien alimentado durante todo el día. En internet puedes encontrar miles de recetas de batidos verdes super-energéticos, como el siguiente ejemplo:

Té Verde

El té verde contiene cafeína, pero en menor cantidad que el café. Además el té verde es muy beneficioso para reducir el riesgo de enfermedades del corazón y de cáncer. El té verde es una estupenda alternativa a las bebidas energéticas, que además, se ha probado que mejora la claridad mental y el rendimiento en actividades que exigen lo máximo a nuestro cerebro. Es también una buena alternativa a una taza de café, sobre todo por las tardes.

Batidos de proteínas

La carencia de proteínas es una causa habitual de que nos sintamos cansados o fatigados. Un batido de proteína de buena calidad ayuda a que tu cuerpo consiga alcanzar sus necesidades de nutrientes. Sin embargo, por sí misma la proteína en polvo en nuestros batidos no nos dará un extra de energía. La proteína necesita de hidratos de carbono para convertirse en energía utilizable. Por tanto, lo recomendable es añadir fruta, quinua o germen de trigo a 10 gramos de proteína en polvo, y hacerlo con yogur, leche o leche de soja para conseguir un impulso extra de energía.

Agua

Sí señor, algo tan “simple” como el agua. Algunos médicos consideran al agua como la mejor bebida energética. Todas las reacciones metabólicas que suceden en el cuerpo humano jamás se producirían sin agua. Cuando estamos deshidratados, todas nuestras reacciones metabólicas disminuyen haciéndonos sentir débiles y cansados. De hecho, la deshidratación es una de las causas más comunes de que experimentemos bajones de energía. Si piensas que tomar sólo agua es algo muy aburrido, puedes darle un sabor muy apetecible agregando trozos de frutas como fresas, naranjas y limones partidos, o bayas del bosque. Las frutas aportarán vitamina B y algunos carbohidratos, y harán que el agua que tomes tenga un delicioso sabor y aroma.

 

¡Deja tu comentario!

Deja un comentario

Nombre Requerido:

Website Opcional

Comentario Requerido: